15/11/2008

San Juan de Lagunillas

Antiguo pueblo agrícola en una zona relativamente árida de las montañas andinas. Lo más resaltante al entrar al pueblo es la magnífica iglesia dedicada a San Juan. La iglesia recientemente restaurada data de 1815. El interior es extraordinario, vale la pena entrar a verla. Frente a la iglesia está la plaza Bolívar. En las calles céntricas se encuentran muchas casas de teja y grandes ventanales.

Su nombre deriva de San Juan en honor al menor de los 12 apóstoles. Lagunillas, por su cercanía con la población de dicho nombre y la Laguna de Urao.

La zona donde se encuentra el pueblo, a pesar de ser árida, tiene buen clima. La aridez se debe al llamado efecto Foehn, donde las montañas contribuyen a "secar" el aire húmedo. Hay sembradíos de caña de azúcar y trapiches para su procesamiento. También ha fábricas para la producción del popular chimó.

Historia
San Juan fue el sitio donde por primera vez estuvo la ciudad de Mérida, allí la fundó Juan Rodríguez Suárez el 9 de octubre de 1558. El fundador fue Don Juan José Peña, para 1730 existía un poblado con casas de paredes de bahareque y techos de paja. Basilio Vicente de Oviedo escribió en 1761 que San Juan tenía más de 100 indios y 30 ó 40 vecinos. Producía cacao, caña de azúcar algodón, yuca, batata, plátano y contaba con ganado vacuno y caprino.

Para llegar allí
Lo más fácil desde Mérida, es viniendo por la autopista Mérida - El Vigía. La entrada entrada al pueblo está a unos 20 kilómetros de la primera y a unos 50 kilómetros de la segunda. Desde la entrada al pueblo son escasos 2 kilómetros de buena carretera. Hay otra carretera que viene desde Jají en un recorrido de 20 kilómetros, la carretera es algo estrecha, pero está completamente asfaltada y cualquier tipo de automóvil puede transitarla sin dificultad. El punto más alto está a 1932 msnm (08º 33,698' N, 71º 22,012') a 6 kms de Jají. Este camino era una ruta alterna para aquellos que iban a Maracaibo y más allá, saliendo por el puerto de Arenales o Gibraltar. Fue utilizado desde tiempos coloniales hasta hará unos cien años para el transporte de tabaco, cacao, chimó, etc. utilizando mulas y de regreso se traían los productos que demandaba la zona. Según los mapas, hay otra vía desde Lagunillas, (no la conozco).

Entre San Juan y Lagunillas, por la carretera vieja, encontramos paisajes xerófilos degran interés por la variedad de sus especies vegetales, como los enormes cactus de brazos erizados de espinas, los enmarañados cujíes floreados de amarillo, las tunas y lasmimosas.

0 Dejaron huellas de su paseo por Mérida: