1 de dic. de 2007

Historia y Herencia Cultural (Mérida - Venezuela)

Mérida, hace 500 años, era una de las áreas geográficas más pobladas de la actual Venezuela, en sus valles y mesetas se asentó la civilización Tatuy (significa precisamente, lo más antiguo), la cual alcanzó un alto grado de desarrollo cultural.

Agricultores sedentarios, talladores de piedra y tejedores conformaron los grupos étnicos que se localizaron en las partes altas de los ríos Motatán, Chama, Santo Domingo, Nuestra Señora y Mucutuy, desarrollaron importantes técnicas agrícolas, consistentes principalmente en andenes o catafós, es decir en terrazas.

Cultivaban maíz, papa, fríjol, batata, arracha o apio americano, cacao, curas o aguacate, churíes, auyamas, chirimoyas, curubas, guanábanas, guayabas, papayas, ajíes, achiote, parchita, chayota, juquián y tabaco.

Posteriormente a la llegada de los españoles se introdujeron cultivos como la yuca dulce, café, arveja, cambur y caña de azúcar. Utilizaban sistema de riego conformado por acequias y realizaron obras civiles de importancia.

En el año 1.500, el territorio conocido como provincia de las Sierras Nevadas, integrado de pueblos de indios, conectados por caminos que permitían el comercio entre varias tribus que hablaban el dialecto Mucumbache. Sin importar la inclinación de la pendiente, en todas las laderas del Estado Mérida se encuentra la huella de lo que fue una agricultura prehispánica de avanzada, que se observa hoy en día en forma de terrazas de cultivo. Los campos sembrados de hortalizas de altura, trigo, papa, caña de azúcar y café forman parte inseparable del paisaje andino, legando hasta nuestros días técnicas agrícolas y artesanales de gran importancia sociocultural.

Con la fundación de Mérida, se funden y se consolidan los actuales pueblos y se ensambla la cultura indígena a la española, para dar origen a los rasgos culturales indo hispánico que caracterizan al merideño de hoy.

Mérida fue centro cultural desde 1.600 cuando los jesuitas instalan el Seminario de San Francisco Javier, inicio de la Real y Pontificia Universidad de San Buenaventura de Mérida de Los Caballeros, aspecto este que permitió el apego a las artes, la música, la pintura, la literatura y la escultura.

Mérida tuvo una participación definitiva en la gesta independentista, prueba de ello es el respaldo dado al Libertador Simón Bolívar en el año de 1.813 cuando cruza Los Andes durante la Ruta de la Campaña Admirable. Cabe a la ciudad el honor de otorgarle al General Bolívar, el título de Libertador por vez primera en la plaza mayor el día 23 de mayo de 1.813.

Recorrer la geografía merideña es envolverse en la magia que trasmiten sus múltiples expresiones culturales. Cada pueblo brinda al visitante lo mejor de sus añejas tradiciones, la autenticidad de su folklore, los típicos sabores de su gastronomía, el colorido de sus fiestas patronales en las que es frecuente presenciar la interpretación de música de violines, en cuyas notas se funden los pensamientos de los antiguos. La arquitectura, adaptada a las necesidades climatológicas, mantiene el concepto colonial, aún en las ciudades con sus nuevas edificaciones.

En todo el Estado, las festividades religiosas caracterizan algunas de sus celebraciones, mientras que en otras el color y el ruido estallan en las calles, según cada región y fecha particular. Cerca de la costa del Lago de Maracaibo, se evidencia la presencia africana, heredada de la época de la esclavitud.

El temperamento del merideño es apacible y férreo, su hablar cadencioso, sus manos y espíritu curtidos por el trabajo de la tierra y su alma apaciguada por una profunda moral y religiosidad. Estos atributos junto a su tradicional amabilidad, hacen de Mérida un lugar en el que paisajes, costumbres y tradiciones impregnan un sello de originalidad, que es preciso conocer, preservar y revalorizar.

Identificación Fotográfica:

1. Apartaderos (andenes de cultivo) de Carlos Pérez
2. Apartaderos (antiguo sistema de riego)
3. Niñas de San José del Sur
4. Catedral Metropolitana de Mérida
5. Plaza Bolívar (Frente a la Catedral)
6. Acequias
7. Iglesia San Buenaventura de Ejido
8. Niño con tambor (Palmarito - Bobures)
9. Juan Felix Sánchez (el arquitecto de los páramos)

Material suministrado por ASOPROYECTOS. Asociación Civil sin fines de Lucro.
Proyecto Gestión de la Biodiversidad y Sociodiversidad del Área Metropolitana de Mérida con fines turisticos Sostenibles y Sustentables.

2 Dejaron huellas de su paseo por Mérida:

Los felicito, soy merideña de mucuchies exactamente y est es una manera d recordar y viajar en pocos minutos a mi adorado pueblo ymi ciudad, me parece una buena inicitiva,,, de verdad gracias
orgullosamente mucuchisera... nuestra ciudad es la mejor... gracias

Me fascina tu blog, informacion muy completa y detallada de mi ciudad natal... Ni hablar del pueblito de acequias, mi familia es de alla y las fotos del pueblo me trajo muchisimos recuerdos!
Un gran saludo Siry
Exitos
Desde Brasil