3 jun. 2008

Truchas, casi un ícono de Mérida


Trucha arcoiris (Onchorynchus Mykiss)
Introducidas por primera vez en las aguas cordilleranas en 1934, son hoy imagen de la pesca de altura. El primer cuerpo de agua sembrado fue la Laguna Mucubají, en febrero de 1938.


Laguna Mucubají
La trucha es lo más elegante y hermoso de la fauna pesquera.
La definió Gonzalo Rincón Gutiérrez, es "aristócrata de las ondas, gran señora de los ribazos, rica hembra de las cascadas, fue importada a Venezuela hace casi medio siglo... Pez pulcro y delicado, dificilmnete podrá vivir en aguas barrosas y en la calurosa hidrografía de la tierra llana, por eso mora arriba de los 1.000 msnm., y en la proximidad de los glaciares y de nieblas. Necesita agua limpia y clara, de fría onda y sonora movilidad; ama a las piedras, el musgo y a la neblina".
Existen dos variedades, la trucha salmonada y la arcoiris que pueden conseguirse, además de en su estado natural, en criaderos ubicados en Moconoque, cerca de Mucuchies, Santo Domingo, La Mucuy y El Valle.

Criadero Mucubaji
Mas de 400 lagunas glaciares se encuentran dispersas en zonas altas, 274 de ellas diseminadas de Trucha Arcoirs (Onchorynchus Mykiss).
Los ríos, quebradas y lagunas del estado Mérida presentan condiciones adecuadas para asegurar la vida de este salmónido y su crecimiento en nuestro medio es superior al observado en su país de origen. Gines y col. (1948) reportan un ejemplar capturado en abril de 1 941, durante un concurso de pesca, que alcanzó un peso de 3 kg, logrado durante un período de tres años, es decir un kg/año. En el concurso de pesca realizado en Mérida en 1971, se presentó una trucha con un peso de 12,100 kg (León, 1975); este ejemplar constituye hasta los actuales momentos el mayor peso logrado en los concursos que se realizan anualmente.
Sin embargo, en los últimos años los ejemplares capturados en estos concursos son de menor peso, posiblemente por sobre explotación del recurso.

Mi sobrina estrella de la pesca
Con mas de 50 años en nuestras lagunas y mas reciente en truchiculturas, es un ícono de la cocina y del deporte de la pesca.

Nota: Durante el paseo, fue mi sobrina quien pescó la cena de casi todos nosotros, yo solo tomé las imágenes, aunque también es cierto, luego las preparé rellenas al horno, si me descuido ese día me dejan sin cena.

Gráficas: Siry
Siry

1 Dejaron huellas de su paseo por Mérida:

Exquisita, me gusta mucho la trucha... Saludos!!!