5 mar. 2011

Los antiguos caminos de recuas de Mérida en los documentos republicanos

Autor: Rubén A. Hernández A.
Historiador

Durante la etapa colonial y buena parte del periodo republicano merideño, las comunicaciones terrestres estuvieron marcadas por dos aspectos fundamentales: la presencia de caminos de tierra y/o empedrados, y el empleo de animales como medios de transporte de pasajeros y de carga. La conjunción de estos dos elementos dio origen a lo que se llamó como camino de recuas, vía de comunicación cuyo trazado aún se aprecia en distintos paisajes del estado Mérida, pero que ya no tiene la importancia comunicacional y poblacional de antaño.

En el presente escrito transcribimos parcialmente tres documentos de la década de 1820 que hacían referencia al “redescubrimiento” de antiguas rutas, y a la posibilidad de llevar a cabo nuevos trazados de caminos que comunicaran de forma expedita a Mérida con el sur del lago de Maracaibo, específicamente con el puerto de Gibraltar. Téngase en cuenta que las comunicaciones entre poblaciones asentadas en el valle del río Chama y Maracaibo no eran para nada recientes; tuvieron su auge durante el periodo colonial, cuando el comercio merideño tenía en Gibraltar un punto geoestratégico fundamental para la entrada y salida de mercancías y derivados agropecuarios. Tales documentos se encuentran en la Biblioteca Nacional Febres Cordero, y fueron emitidos por el Cabildo de Mérida entre 1824 y 1829:

Camino de Tucaní. Antiguo camino de Mérida a Gibraltar llamado Tucaní. Instrucciones que deberá seguir Ramón Garzo para descubrir el antiguo camino (1829).

“Al Jefe Municipal de Gibraltar (...), sin encontrar dificultad descubrieron el antiguo camino hacia la quebrada de Tucaní de donde regresaron a causa de haberse enfermado el practico [baqueano] no faltándoles sino como una legua para salir a la parte llana (...), han resuelto que continue el descubrimiento mandando otra expedición (...), quieren tomar a mi cargo esta empresa por medio de una compañía con el objeto de proporcionar esta ventaja al comercio y agricultura rembolsando el capital que se invierta con algún interes para cuyo fin es que se ha resuelto descubrir y determinar el lugar por donde debe abrirse el camino: se ha descubierto hasta la quebrada de Tucaní: y resta el espacio que hay desde esta hasta Gibraltar. El 20 del entrante Enero saldrá la segunda expedición y yo espero que usted le interesará en mandar todos los baqueanos (...) se dirijan al pie de la serranía a donde deberán estar el 23 o 22 para que encontrandose con los de aca les faciliten el transito hasta esa ciudad, en donde de acuerdo con los mas practicos determinaran el lugar más directo y facil por donde deba tirarse el camino desde esa [Gibraltar] al pie de la serranía (...)”.

Camino de Mucumpate. Ante las quejas de comerciantes, traficantes, practicos y arrigeros [arrieros] (26 de Abril de 1824).

“(...) las medidas tomadaz con el Gobernador comte. del pto de Gibraltar (...) acerca de la apertura del transito, vencidoz los tropezones, camposidades y estorboz, de el de Mucumpate, de este distante, al de Gibraltar precediendo (...), tubiesen a bien (...) exploradores y descubridores (...) ratificaron la apertura del camino de Mucumpate, sin estorbo alguno [con la contribución de campesinos y autoridades del cantón de Mucuchíes] ni dejar de vista el otro camino indicado de Tucaní en la oportunidad que la coyuntura avise emprenderlo (...)”.

Camino de Gibraltar. Correspondencia dirigida al jefe Municipal de Gibraltar, sobre la expedición destinada a descubrir el antiguo camino de Tucaní hasta llegar a Gibraltar y sobre la formación de una Compañía para la apertura de dicho camino (1829).

“Al Jefe comunicación sale mañana una expedicion con el objeto de descubrir el camino antiguo de Tucaní llevando las instrucciones (...) y en las que se le previene que al llegar a Gibraltar se ponga de acuerdo con los demas sobre la dirección que convendra darle al camino (...) al pie de la serranía (...), para que a su regreso dejen las señales necesarias a fin de los que emprendan (...) no tengan ninguna dificultad.
Incluyo a usted el proyecto de la compañía que se comienza a formar para la apertura del camino para los que quieran inscribirse lo figuran nombrando (...), para que a su nombre concurra a la elección de la dirección.

Yo espero que usted con los demas vecinos tomaran todo el interes que exige un establecimiento tan ventajoso para ambos lugares [Gibraltar y Mérida] y al mismo tiempo que se sirviera franquear a la expedicion todos los auxilios necesarios para su regreso los que seran costeados por compañía (...)”.

Notas:
1.- Se respetó la escritura original de los documentos.
2.- Los comentarios particulares entre corchetes.


Rubén A. Hernández A.
Historiador

0 Dejaron huellas de su paseo por Mérida: